Comprobar Disponibilidad

Llegada Salida


Ofertas Especiales

Primavera en Florencia
Primavera en Florencia
Reservando 4 noches en el Hotel Park Palace de Florencia, la ultima noche es gratuita. No pierdan esta ocasiòn de pasar unos dias inolvidables en una de las ciudades mas bellas de Europa!

Reservation is prepaid, non-refundable,[...]
Last Minute Offer
Last Minute Offer
Florence Hotel Park Palace has always last minute offer for who decides to come to Florence at “last minute”.
Book last minute offer and SAVE 10%
Hotel Park Palace have large and bright rooms, all tastefully furnished,[...]

Oltrarno: Entre Arte y Tiendas

La primera parte de este recorrido presenta los escorzos sugestivos y los espléndidos paisajes de las colinas al Sur del Arno. La parte baja fue, en el medioevo, la sede de los típicos barrios en los que la mano de obra y los artesanos realizaban obras de arte: joyería, trabajos del cuero y de la madera, hierro batido, escayola y mosaico, dorados. Encontrará aquí, en las callejuelas y en las plazas que la caracterizan, la más genuina tradición artesanal florentina junto al refinamiento de los palacios históricos, que hacia finales del ´400 las ricas familias florentinas iniciaron a construir, manteniendo esta área más saneada respecto a aquella del norte que tenía más tráfico.
 

Ficha técnica:

  • Longitud del recorrido a pie:
        - desde el Piazzale Galilei hasta la Piazza Santa Felicita = 1,5 km aproximadamente
        - Desde la Piazza Santa Felicita (ida) hasta la Piazza Santa Felicita (vuelta)= 2,5 km aproximadamente.
  • Duración estimada del recorrido:
    Se trata de un recorrido de paradas interesantes en toda su duración. Es por tanto necesario utilizar toda la jornada, teniendo en cuenta las posibles visitas aconsejadas en los lugares históricos.

Recorrido
Salga de su hotel, gire a la izquierda en Viale Galilei y en el semáforo gire de nuevo a la izquierda, tomando la sugestiva calle Via San Leonardo . La carretera que debe su nombre a la iglesia dedicada al Santo francés, que vivió desde finales del siglo V y VI y que es protector de los prisioneros, es prácticamente un pasillo, cerrado por muros bajos más allá de los que se pueden intuir, entre los olivos, espléndidas residencias privadas. Villa Lauder. Llegará usted así a la Iglesia de San Leonardo  que data del siglo XI o XII, pese a haber sido restaurada en numerosas ocasiones. En el interior se encuentra el espléndido Pergamo (del siglo XIII), desde el que pronunciaron sus discursos personajes tan famosos como Giano della Bella, Dino Compagni e Giovanni Boccaccio. Usted se encuentra prácticamente al final de la calle San Leonardo, cerca de la puerta Porta San Giorgio, erteneciente al sexto recinto de muros urbanos y atribuida a Orcagna, sobre la que observará la copia de San Jorge matando al dragón, de Andrea da Pontedera. El Forte di Belvedere que se encuentra a su izquierda fue mandado construir en 1590 por Ferdinando I con el fin de dotar a Florencia de una fortaleza que pudiese defender la ciudad desde lo alto, pero sobretodo para conservar el tesoro de la familia Médicis. El cómodo acceso desde el jardín de Boboli otorgaba a los miembros de la familia Médicis un refugio seguro en caso de insurrecciones. Actualmente aquí se realizan numerosas exposiciones de escultura al aire libre. Superato l'arco, imboccate la ripida Costa S. Giorgio, dal noma dell'antica Chiesa di San Giorgio e dello Spirito Santo, uno de los principales prioratos de la Florencia medieval donde el joven Giotto ejecutó la retablo del altar con la Madonna con il Bambino in trono e due Angeli (Virgen con el niño entronizado con dos ángeles) que hoy se encuentra en el Museo diocesano Santo Stefano. La primera parte de la carretera está rodeada de villas con jardines a las que sustituyen, siempre de manera más densa, edificios de corte medieval. A su derecha, en el nº2 se encuentra la entrada de Villa Bardini, construida en 1641 sobre una preexistente planta medieval. Su jardín e caracteriza por una gran escalinata barroca, por prados ingleses ricos en plantas medicinales y ornamentales, terrazas ocupadas por olivos y árboles frutales, bellísimos bosques de arbustos y por un parque agrícola. En el n°17 se encuentra la casa de Galileo Galilei que desarrollaba aquí sus investigaciones astronómicas desde la torreta de su residencia. Al final de Costa San Giorgio, se encontrará junto a Piazza Felicita desde donde inicia la parte del Oltrarno rica en monumentos, jardines, museos y palacios monumentales, junto a tiendas de artesanos, joyeros y restauradores que convierten esta zona en única por el verdadero espíritu renacentista de la que aún está impregnada. La Iglesia de Santa Felicita con su fachada del siglo XVIII se levanta sobre el lugar de una antigua iglesia románica a su vez heredera de un templo paleocristiano. Delante de ella pasa el Corridoio Vasariano, adquirido por el Gran Duque Cosme I de Médicis para realizar un paso sobreelevado que uniese el Palazzo Vecchio al Palazzo Pitti, dando también la posibilidad a los príncipes de Médicis de poder asistir a la misa desde el interior de la iglesia. Entre dentro para admirar uno de las obras maestras más importantes del manierismo, La Deposizione de Pontormo, y la capilla cappella Barbadori proyectada por Brunelleschi y cuyos frescos fueron realizados por el mismo Pontormo. Una vez haya salido a la plaza, diríjase por calle Guicciardini a la derecha, atravesando la Piazzetta dei Rossi. Desembocando a la izquierda Borgo San Iacopo, una de las más antiguas calles de Oltrarno que corresponde al tramo inicial de la calle Pisana, antiquísima arteria de comunicación entre Florencia y Pisa. Borgo San Iacopo es históricamente el primer de los tres barrios que partían desde Ponte Vecchio y es también el único que conserva el nombre de "borgo" (burgo), mientras que Borgo Pitiglioso se convirtió en la calle Bardi, y Borgo di Piazza Santa Felicita acabó por llamarse calle Guicciardini. A lo largo del recorrido podrá apreciar los restos de algunas casas-torre como la de los Rossi Cerchi del siglo XIII, con la Fontana del Bacchino, atribuida a Giambologna. Más adelante se encontrará con otras tres torres, la torre dei Barbadori, la torre dei Ramagliati, recubierta de hiedra y, en el cruce con la calle Toscanelli la Torre dei Belfedrelli, la Torre dei Barbadori Usted se encuentra ya dentro del antiguo tejido viario de tiendas y artesanos que producen objetos en papel, en piel, en cerámica y otros géneros. En este tramo son numerosos los anticuarios como Luzzetti en el n°28/r, cuyo negocio se encuentra ubicado en la antigua torre de los Angiolieri y que expone obras de arte del siglo XIV al siglo XVII, entre los cuales se encuentran sus estupendos "fondi d'oro". También la platería Paolo Pagliai, en el n°41/r, tiene su taller en una casa torre perteneciente quizá a la familia de los Sapiti. En el interior, además de los vestigios de la construcción medieval, es interesante la serie de antiguos instrumentos con los que se ejecutaban objetos encargados así como la recogida de los diseños de los objetos a realizar. Aunque no sea la hora de la comida haga una parada en el interior de la Trattoria Cammillo, en el 57/r. Integrado en un edificio que se remonta al siglo XV, el local, nacido como lugar de decantación de vino y de venta de recipientes, conserva el mobiliario tradicional. En las paredes cuelgan las obras de diversos pintores que a mitad de siglo solían saldar sus cuentas de esta manera. Si usted es amante de los libros y reproducciones de arte, vaya posteriormente al n°26, a Cerdini en cuyo negocio se encuentra la antigua torre de Cecco Angiolieri, mientras que en el n°70/r, el anticuario Bongini tiene también su atelier de restauración en la ex sacristía de la iglesia Chiesa di San Iacopo Sopr' Arno. La iglesia, erigida en el siglo XII está dotada de un espléndido pórtico en mármol blanco y verde de tres arcos (siglos XII-XIII), tiene en su interior pinturas de los siglos XVII y XVIII de la escuela florentina y un crucifijo de madera del siglo XV. Ahora usted ha llegado a Piazza Frescobaldi donde en el lado derecho se encuentra el Palazzo Frescobaldi del siglo XIII y restaurado en el siglo XX, y en la esquina con el río, el Palazzo della Missione en cuya fachada del siglo XVII se pueden observar las imágenes de los Grandes Duques mediceos. El puente Santa Trinità, fue construido en 1557 por Ammannati, y desemboca en cuatro estatuas que representan las estaciones. FVolado por los alemanes en 1944, fue reconstruido después de encontrar mediante profundos estudios la curvatura original de los arcos que aún hoy caracterizan su elegancia. Supere la plaza y adéntrese en calle Santo Spirito. Una serie de palacios se alinean en esta calle: en el n°4 observe la bella fachada posterior del Palazzo Capponi, en el n°5 y 7 se abre el Palazzo Machiavelli con los características espuertas en el lado izquierdo, en el n°32 una placa recuerda la casa donde nació uno de los más arduos defensores de la república florentina Francesco Ferrucci. En las callejuelas adyacentes puede explorar el mundo de los doradores de marcos, de los restauradores de objetos en metal, de los herreros, de los forjadores de hierro batido. Marchiani, en el n°16/r, continua con el antiguo oficio de corniciaio (enmarcados), actividad que se transmite de padre a hijo desde hace unos cien años. Tampoco falta en esta calle una trattoria histórica, la Trattoria Angiolino, en el n°33, caracterizada por la alta calidad de su cocina típica toscana. El local era frecuentado por Pietro Annigoni. En el cruce con calle Serragli gire a la izquierda: ésta es la calle en la que podrá admirar los bellos palacios Mazzei, Pallavicini y Rosselli del Turco junto a numerosos negocios y comercios históricos de chamarileros y broncistas. En el n°10 podrá encontrar el taller de Lamberto Biancai que sigue un oficio que se transmite de maestro a alumno: el trabajo de los metales. Diríjase posteriormente a la derecha por Borgo della Stella y entre en Piazza del Carmine. En 1268 los carmelitas construyeron un complejo monástico. Chiesa del Carmine. El incendio de 1771, milagrosamente no afecto a las dos capillas laterales, la barroca Cappella Corsini, con obras maestras de Foggini y de Luca Giordano y la Cappella Brancacci en la que se encuentran los celebérrimos frescos de Masaccio, Masolino e Filippino Lippi. Gire después en dirección Borgo San Frediano, una de las zonas más populares d'Oltrarno caracterizada por la presencia de artesanos y anticuarios. De hecho, en el n°65 /r podrá encontrar el taller de restauración y enlucido de muebles antiguos "Il Piumaccio d'oro", nombre que deriva del tampón usado parar el enlucido "a spirito". La tienda se levanta en un palacio del siglo XIII cuyo viejo establo está dedicado actualmente a la exposición de muebles. Gire a la derecha y entre en Piazza del Cestello dominada por la mole de la iglesia Chiesa di San Frediano in Cestello. El nombre de la plaza deriva de los monjes cistercienses, llamados "frati del cestello" (hermanos de la cesta), que se establecieron en 1628 y fundaron la iglesia y el convento. El lado occidental de la plaza está cerrado por un macizo llamado "Granaio" di Cosimo III, cconstruido en 1695. Recorra la calle del Piaggione, aumentativo de "piaggia" o, lo que es lo mismo, de playa, referido al terreno en ligera caída sobre el Arno. Llegue a la calle y a la plaza del Tiratoio, donde los laneros extendían las estofas húmedas para estirarlas, mientras se secaban, a la longitud deseada. Alcance Via Lorenzo Bartolini; aquí se encuentra la sede de l'Antico Setificio Fiorentino (antigua sedería) en cuyas estancias se pueden encontrar todas las fases de elaboración, desde la madeja a la pieza de tejido. Gire a la izquierda y desembocará en el ancho de Piazza Verzaia, así llamada por los antiguos y numerosos huertos y frutales que se adosaban a los muros y donde se levanta la majestuosa Porta di San Frediano. Construida entre 1332 y 1334, guarnecedora de la antigua Via Pisana, está atribuida a Andrea Pisano. Sus dimensiones hacen intuir que debía ser la puerta más majestuosa del recinto amurallado, sin embargo quedó incompleta en altura. Aún se pueden observar los antiguos batientes enclavados, los anillos de hierro y en su vértice el lirio, símbolo de la ciudad. Desembocará de nuevo a Borgo San Frediano y después, a la derecha, deberá girar en Piazza de' Nerli dada por el nombre de la familia de la zona del Latium que aquí poseía casas y torres. Siga por Via dell'Orto y, una vez superada Piazza Piattellina, nombre debido a la antigua presencia de un mercado de "cocci" o vasos de arcilla, llegará a Via Santa Monaca, santa a la que le fue dedicado el convento de las hermanas agustinianas construido en 1440 y hoy ocupado por el Albergue de la Juventud. Después de haber cruzado Via de' Serragli, deténgase si lo desea en el nº 47/r, una antigua tienda de decantación de vinos, para adquirir o degustar los mejores vinos toscanos y nacionales. Siga entonces por Via Sant' Agostino y alcance Piazza Santo Spirito. La Piazza se encuentra entre las más famosas de Florencia, siendo el centro virtual del Oltrarno. Durante el medioevo el área era llamada "caselline" (las casitas) por la presencia de miserables habitaciones. En la plaza se encuentran numerosos lugares de restauración y tiendas artesanales como Bini, especializado en formas para sombreros. Contribuyen a embellecer la plaza numerosos edificios de notable valor arquitectónico entre los que destaca el Palazzo Guadagni , all'angolo con via Mazzetta, por su bellísima logia, la fuente de dos tazas on pila octogonal, y la estatua de Cosimo Ridolfi. La Chiesa di Santo Spirito, diseñada por Brunelleschi, en cuyo interior se repiten los motivos fundamentales de la Basílica de San Lorenzo, ha sido embellecida en el transcurso de los años con obras de arte de valor incalculable y que la han convertido e un verdadero museo. A la izquierda de la iglesia, en el n°29 se encuentra el acceso al Cenacolo di Santo Spirito, cuyos frescos pertenecen a Orcagna. Recorriendo un breve tramo de via Mazzetta, llegará a Piazza San Felice. La colonna, que Cosme I mandó colocar tras la victoria sobre los sieneses en 1572 es el símbolo del poder mediceo. Se asoma también a la plaza la iglesia Chiesa di San Felice, documentada ya a partir de 1066, cuya fachada renacentista ha sido atribuida a Michelozzo. Introdúzcase ahora en Via Maggio o Via Maggiore ya que era la más hermosa, la más larga y espaciosa, donde las familias nobles de Florencia habían hecho construir sus palacios. Hoy es la calle de los anticuarios. Entre ellos, en el n°18/r, Bartolozzi cuya actividad de anticuario remonta a 1887, en el 28/r, la Galleria Antiquaria Chelini, inserta en el espléndido palazzo decorado grutescos por Poccetti, de la noble mujer veneciana de quien se había enamorado Francisco I de Médicis, encontrará en su interior, entre los acabados originales y los espléndidos recubiertas de frescos, el negocio de objetos antiguos, Turchi. No obstante, antes de girar por Via de' Vellutini deténgase en el n°13/r para admirar la tienda de arte Bartolozzi e Maioli y el almacén en la esquina: parece que nos adentramos en un verdadero museo! Atravesando Via de' Vellutini llegará a Piazza de' Pitti dominada por la mole del grandioso Placio Fiorentin, en piedra. a residencia del siglo XV adquirida por Luca Pitti fue ampliada en los siglos sucesivos para convertirse en palacio real de los Médicis, de los Lorena e de los Savoia, y hoy es una de las más importantes sedes expositivas de la ciudad. Se encuentran numerosos museos de fama mundial tales como la Galleria Palatina unida a los Appartamenti Monumentali, el museo degli Argenti de joyas, gemas, y marfiles de las colecciones mediceas y loreneses, la prestigiosa Galleria d'Arte Moderna, el museo delle Carrozze (de las carrozas), la Collezione Contini Bonacossi y el museo del Costume (del traje). A lo largo de la plaza, del lado opuesto al palacio Pitti se abren numerosas tiendas, algunas de las cuales de antigua tradición florentina: talleres para la producción a mano del papel marmorizado y del mosaico, negocios de piedras duras, librerías, cafés, etc. Retome entonces Via Guicciardini, regresando a Piazza Santa Felicita. Recorra de nuevo el itinerario que había realizado al inicio para volver a su hotel.

A lo largo del recorrido


Forte Belvedere
De martes a domingo 11h-16h. Cierra el 24/12 y 31/12.

Museo Bardini y Galleria Corsi
Laborables: 9h-17h. Festivo: 9h-14h. Cerrado el viernes. Cierre dominical a partir del 1 de agosto 2006.

Giardino Bardini
Lunes a domingo: 8h15-16h30, noviembre, diciembre, enero y febrero.
Lunes a domingo: 8h15-17h30, marzo.
Lunes a domingo: 8h15-18h30, abril, mayo, septiembre, octubre.
Lunes a domingo: 8h15-19h30, junio, julio, agosto.
Cerrado: primero y último lunes del mes, 1 de enero, 1 de mayo, Navidad.

Palazzo Pitti

Galleria Palatina
Martes a domingo: 8h15-18h50. Cerrado los lunes, y el 25 de diciembre, 1 de enero, 1 de mayo.

Museo degli Argenti
Primero y último lunes del mes.

Galleria d'Arte moderna
De martes a domingo, de 8h15 a 18h50
Cerrado: todos los lunes; 1 de enero, 1 de mayo, Navidad.

Galleria del costume,Giardino de' Boboli y Museo delle Porcellane
8h15-16h30 en los meses de noviembre, diciembre, enero, febrero.
8h15-17h30 en el mes de marzo.
8h15-18h30 en los meses de abril, mayo, septiembre y octubre.
8h15-17h30 en los meses de Octubre coincidiendo con el cambio de hora legal y solar.
8h15-19h30 en los meses de junio, julio y agosto.
Cerrado: primer y último lunes del mes, Fin de año, 1° mayo, Navidad

Chiesa di San Leonardo
8h00-12h00, 16h00-18h00

Antico setificio fiorentino
Via L. Bartolini, 450124 Firenze - Tel +39 055 213861 - E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Chiesa di Santo Spirito
Lunes, martes, sábado 9h00-12h00, cerrado el resto de días, Navidad, 1 de enero, 1 de mayo.

Cenacolo di Santo Spirito
Sábado 9h-17h.

Cappella Brancacci
De lunes a sábado 10h-17h, domingo 13h-17h.
Cerrado los martes, Navidad, 1 de enero, Pascua, 1 de mayo, 15 y 16 de agosto).

 

Florencia y otros Itinerarios Oltrarno: entre arte y tiendas
You are here Florencia y otros Itinerarios Oltrarno: entre arte y tiendas